I FORGOT MY LINE

Madrid, Viernes 9 de Mayo 2014. Día 443.

Oh,oh!…estás en el escenario, ahí, tú solita. El playback suena,,, y se te olvida no solo la estructura de la canción, sino lo que viene siendo la letra.

Me alegro de que esto haya sucedido en la escuela porque sí, estoy aprendiendo a estudiar canciones y a comprender su estructura pero no, nunca se me había olvidado absolutamente todo.

No sé si he salvado la situación o no, el caso es que me he inventado la letra con un “I forgot my line” y he estado agradecida al escuchar las últimas notas de la canción.

Todo esto da para reflexiones varias. Un de ellas para mí es la necesidad de aprender a gestionarse en las situaciones donde fallamos, evitar el derrotismo, y no sólo seguir adelante sino disfrutarlo y ser creativ@s. Yo, al igual que much@s supongo, tengo un enjuiciador interno bastante potente que me dice: “esto está mal”, ” qué ridículo”, ” no vales”, y toda serie de lindezas. Sin embargo poco a poco voy desarrollando un antídoto que me concede pensamientos más gratificantes: “éste es un caso práctico de gestión de ti misma, aprovéchala”, ” muy bien, no decaigas”, y demás discursos productivos.

Algo muy importante para mi, en mi aprendizaje de la autogestión es tener siempre en cuenta que el acto de una persona no tiene necesariamente que definir quién es, que un árbol tenga una hoja roja no hace al mismo rojo. Lo mismo sucede con un@ mism@: yo cometo errores pero no soy mis errores, en el mejor de los casos aprendo de ellos. Evitar actitudes derrotistas o victimistas y sobre todo evitar endosar responsabilidades a otr@s han sido los dos puntos más importantes para no estar ahora mismo martirizándome por el fallo cometido esta tarde.

Es cierto que creo que esta situación viene a decirme algo, y que tiene mucho que ver con la activación de la que hablaba ayer. Creo que ya es hora de comenzar con los propósitos. Pero como en caliente no se toman decisiones, prefiero ir a dormir y seguir más adelante.

 

LOS LUGARES VERDADEROS

Madrid, Lunes 21 de Abril 2014. Día 462.

MEME_No estaba en ningún mapa

“No está en ningún mapa. Los lugares verdaderos nunca lo están”. Herman Melville, Moby Dick.

Hay lugares verdaderos, certezas que no figuran en los mapas. Cuando visito a mi familia viajo en tren, y siempre veo desde el vagón un grafiti que lleva ahí toda la vida, siempre me sonrío… y es mi momento, mi sonrisa a través de los años y mi grafiti. Parece anecdótico pero se trata sin duda de pequeños tesoros que cada uno albergamos y que dan cierta magia a nuestro día a día.

Del mismo modo en el que tenemos esas aspas, esas rutas del tesoro, marcadas en nuestro mundo, hay una parte de nuestros mapas esperando a ser descubierta. Que contemos ya con hallazgos pasados no implica que no queden más joyas por descubrir. Puede que se muestre como una zona en blanco en el papiro y tengamos que dibujarlo, puede que tengamos que exponerlo a el calor de una vela, puede que tengamos que mantener nuestros pensamientos tan claros como el agua… es lo que tienen las aventuras: no hay dos iguales y todas merecen la pena. ¡ Al abordaje!.

ATRÉVETE A COMPROMETERTE CONTIGO MISM@

Madrid, Domingo 20 de Abril 2014. Día 463.

MEME_Los Compromisos

Sí, está muy de moda: atrévete, realízate… este blog va de eso en realidad. Sin embargo, hoy -el día 463- yo quiero subrayar algo. Los chutes motivacionales, las frases célebres y los vídeos fantásticos como el que hoy comparto, te dejan esa sensación de que todo es posible… y lo es, yo no lo pongo en duda. Sin embargo  este psicotrópico tiene una duración determinada en nuestro sistema. Antes de lanzarnos a propósitos y compromisos con nosotr@s mism@s yo creo que es útil conocer la magnitud y las implicaciones de nuestro objetivo: proponerse algo y no cumplirlo puede resultar nocivo y alejarnos de nuestro objetivo.

No es este un discurso derrotista contra los propósitos no cumplidos, tan sólo una reflexión sobre la virtud del ser selectivo. Tener listas de propósitos y sueños me parece fantástico y  necesario según cada un@. Creo sin embargo que el paso al compromiso, al ” voy a hacer esto o lo otro”, merece una reflexión extra. A mí al menos, disminuir los compromisos ” fallidos” me proporciona más tiempo efectivo y autoestima.

 

 

Imagen

¿ QUÉ HARÍA TINA?

Madrid, Jueves 17 de Abril 2014. Día 466.

MEME_Tina

¿Qué haría Tina? Tina Turner, la fiera en el escenario, ¿qué haría en esta situación?. Este pensamiento se ha convertido muchas veces en mi voz interior ante las dificultades que he encontrado en mi vida. Como cuando me planteé dejarlo todo e irme a Londres a mis veintitantos, o cuando comencé hace un año a darme cuenta de que mi último trabajo ya no me satisfacía. Es en estos momentos y en muchos otros era cuando Tina, con su voz profunda y repleta de energía, se ponía a mi lado, y temblorosa me gritaba en silencio al oído y me alimentaba con el entusiasmo que todos necesitamos para avanzar en nuestros propósitos más arriesgados.

Vivir es breve, el tiempo pasa rápido y muchas veces no nos damos cuenta. Si hay algo que quiero cambiar o algo que simplemente no me gusta, en mi mano está el dejar de señalarlo y comenzar a actuar para mejorarlo o para cambiar mi visión para, en definitiva, estar mejor con mi presente. Hay un punto de responsabilidad individual sobre la parte de la realidad que sí podemos cambiar, ser capitanes de nuestros barcos y, a pesar de la bruma, ser capaces de liderar nuestro movimiento. Hace unas semanas oí otra vez esa voz temblorosa, y esta vez la escuché.
Gracias a eso, “Rolling on the river” es el tema que voy a interpretar en la escuela de canto y teatro a la que asisto por las tardes, cuando mi profesor me la propuso se me puso un nudo en la garganta.  Os podéis  imaginar que, manteniendo una relación tan estrecha con mi Tina imaginaria, tengo muy buen concepto de ella. Pensando en otro tema  “ Ain´t no mountain high enough” ensayo cada día… en realidad se trata eso, de trabajar y trabajar en nuestro empeño. ¿ No creéis?
Aquí os dejo un link de los que levantan días: